Contacto

  • Crta. Tudela-Alagón (A-126), km 42.5, 50668, Pradilla de Ebro (Zaragoza).
  • T. 97 686 01 11
  • F. 97 686 00 19
  • info@idalsa.com
  • GPS (N41º 52.024′ – W 1º 12,234′)

 


Ver mapa más grande

Entorno de minas de sal

En el área se han explotado desde muy antiguo yacimientos de halita o sal gema de gran importancia. Los yacimientos salinos están incluidos en un área de terrenos correspondientes al Mioceno lacustre que ocupa la orilla izquierda del Ebro, en una franja que se extiende desde unos 3 Km al norte de Remolinos hasta Torres de Berrellén.

Las minas de sal de Remolinos fueron probablemente explotadas ya en época romana. Avanzada la Edad Media estas minas comienzan a figurar regularmente en los documentos, especialmente en los de tipo legal. La causa de esto es la utilización de la sal, por reyes y gobiernos de todas las épocas, como una fuente de ingresos fundamental, sea mediante el recargo de su precio con impuestos, sea directamente mediante el monopolio de su obtención y venta.

Al ritmo presente de extracción, las reservas de la capa explotada actualmente durarán unos 500 años. El mineral arrancado se clasifica según su calidad. La mayor parte se muele directamente, utilizándose para el deshielo de carreteras. Otra parte se disuelve en agua, y la salmuera obtenida se evapora en salinas situadas junto a la carretera de Remolinos. De esta forma se produce sal comestible (unas 14.000 toneladas/año) que se vende a empresas envasadoras. También se elaboran bloques de sal para alimentación del ganado, preparados todavía de forma artesanal, preparando a mano bloques de tamaño y forma adecuados con una herramienta especial, el “cazudo”, dentro de la propia mina.

Números
2 + 1 =